La importancia de incentivar la lectura en edades tempranas

Es bueno que los niños lean; esto todo el mundo lo sabe. De hecho, existen muchos programas de fomento de la lectura que animan a que los niños empiecen a leer muy pronto. La pregunta clave es por qué es bueno que los niños lean y por qué es bueno que lo hagan cuanto antes.

Que los niños empiecen a leer entre los 2 y los 5 años (que es lo que podemos considerar como edades tempranas) tiene muchos beneficios, más allá de preparar a los niños para la enseñanza primaria. Veamos cuáles son estos beneficios con detalle.

Beneficios de empezar a leer entre los 2 y los 5 años

1 – Excelencia académica

Los niños que leen pronto presentan, en general, una mayor aptitud para el aprendizaje. Numerosos estudios confirman que los niños que leen en la etapa preescolar tienen más probabilidades de tener éxito en la escuela en todas las áreas, incluidas las matemáticas y las ciencias.

2 – Se fortalece la relación entre padres e hijos

Independientemente de que los niños empiecen a leer en la escuela infantil, este aprendizaje necesitará refuerzo en casa. Apoyar a los hijos durante la lectura reforzará los vínculos y ayudará a crear una relación muy especial. Para ello, la lectura no debe ser vista como una tarea, sino como un momento de diversión para compartir.

3 – Los niños adquieren mejores habilidades de comunicación

La lectura ayuda a que los niños sean más propensos a expresarse y a relacionarse con los demás de manera saludable, así como entender mejor las situaciones que les rodean sociales, resolver conflictos y saber expresar sus emociones. Además, la lectura les ayuda a dominar mucho mejor la lengua.

4 – La lectura a edades tempranas mejora la concentración y la disciplina

Los niños pequeños tienden a distraerse con más facilidad, pero con la lectura pueden aprender a dominarse y a concentrarse para disfrutar de la historia, a la vez que descubren que pueden divertirse también sin estar todo el tiempo en movimiento. Esto trae de la mano la mejora de la comprensión de las historias, la mejora de la retención y la memoria y la comprensión del valor de la disciplina.

5 – Los niños desarrollar habilidad de pensamiento más lógico

Gracias a la lectura, los niños son capaces de comprender conceptos abstractos que pueden resultar difíciles para su edad, así como a aplicar la lógica en diversas situaciones, reconocer la relación entre causa y efecto e incluso a utilizar el sentido común. Todo esto redunda en un crecimiento intelectual, personal y moral que le ayudará a desenvolverse mejor y a dominar su propio mundo.

6 – La lectura descubre a los niños nuevas formas de entretenimiento

Gracias a los libros, los niños descubren que hay muchas maneras de divertirse. La lectura a edades tempranas enfocada de forma lúdica ayuda a que los niños no la entiendan como una tarea u obligación, y les permite entretenerse e incorporar los libros a su repertorio de juegos y actividades para el tiempo libre.

Reflexiones finales
Ayudar a los niños a disfrutar de la lectura es una de las cosas más importantes que se puede hacer por ellos, y vale la pena la inversión de tiempo y energía. Los niños aprenderán de todas formas habilidades para leer en la escuela primaria, pero a menudo llegan a asociar la lectura con el trabajo, no con el placer y, como resultado, pierden su deseo de leer. Pero es ese deseo el que despierta la curiosidad y el interés, y es la piedra angular para el uso de la lectura y los conocimientos relacionados con ella.

Los cuentos son un excelente medio para introducir en la lectura al público infantil. Tanto los cuentos clásicos como otros más modernos son una estupenda forma de incentivar su imaginación y su amor por los libros. En la web cuentoscortos.com podemos encontrar un gran repertorio de cuentos clásicos y cuentos originales que harán las delicias de los más pequeños.

En cuanto a los padres, la forma más eficaz de animar a los niños a amar los libros y la lectura es leer en voz alta con ellos, y cuanto antes se inicien, mejor. Leer delante de ellos y tener libros siempre a mano es otra forma de demostrarles que la lectura es un entretenimiento eficaz y a su alcance.