Llenemos los corazones de sonrisas / Fabricio Choez

Lectura Bíblica: Proverbios 17:22
“Gran remedio es el corazón alegre.”

Existe algo más importante que ser feliz, y es nada más y nada menos que compartir nuestra felicidad con los demás. La felicidad que se vuelve egoísta es una felicidad momentánea y falsa, ya que no se reproduce en otros y sólo busca la vanidad.

Tuve la oportunidad de conocer personalmente a alguien que muchos piensan que es un personaje de ficción, pero que en la vida real es un ser humano inspirador, con una sensibilidad extraordinaria, él es Patch Adams, el médico alocado que se pone una nariz de payaso y que en el cine fue interpretado por el famoso actor Robin Williams.

En la vida real Patch es igual al que pinta Hollywood, un hombre sencillo y disparatado, con un gran corazón, que busca llenar de sonrisas al mundo, por eso constantemente, junto a decenas de voluntarios “doctores de la risa” cubren cientos de hospitales a nivel mundial haciendo reír a pequeños y grandes. Él cree firmemente que la alegría puede combatir todo tipo de enfermedades. Algunos expertos indican que mientras reímos liberamos gran cantidad de endorfinas, responsables en buena parte de la sensación de bienestar, y de esta forma la risa permite seguir un tratamiento eficaz en los pacientes.

La Biblia apoya la teoría de Adams. Dice la Palabra de Dios: “Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos”, esto nos indica que la alegría puede lograr grandes cambios y beneficios a nuestra vida, y entonces podemos decir con certeza que ser feliz es sinónimo de salud y sanidad.

Cuando Jesús llega a la vida de cada creyente, llena de felicidad todo su ser, y automáticamente es sanado del pecado que moraba en él, Dios limpia su alma y lo libera de la opresión que vivía. Existe registro de muchos milagros de gente que creyó en Jesús y fue sanada de enfermedades, en algunos casos hasta incurables.

Un reflejo del cambio de vida de un cristiano es vivir la alegría de una nueva vida, demostrar en el rostro que Jesús vive en nosotros. No nos conformemos con vivir una felicidad personal, erradiquemos el egoísmo de nuestro ser, compartamos el gozo de nuestra salvación con otros y testifiquemos de lo que Jesús hace en nuestras vidas. Disfrutemos la felicidad de tener a Jesús en nuestro corazón y también de compartirlo a los demás.

A solas con Dios

• ¿De qué manera habló Dios a tu vida con este devocional?
• ¿Vives una felicidad plena en Jesucristo?
• ¿Sabes de alguien cercano que necesita conocer la felicidad en Cristo Jesús?

Oración.

Amado Dios, eres la razón de mi felicidad, permíteme mostrar a otros lo que has hecho en mí y poder compartir la alegría de tu salvación. Te amo mucho, en el nombre de Jesús. Amén

Anuncios

2 comentarios sobre “Llenemos los corazones de sonrisas / Fabricio Choez

  1. concuerdo en que la risa es la cura muchas enfermedades…..
    segui asi amii tu blog es cada ves mas interesante…!!!tkmMm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s