No lo mires a los ojos

Era una noche de febrero, andres hurtado, volvia muy tarde del trabajo en el pueblo hacia su casa que quedaba en una vereda, era un recorrido de casi 2 horas a pie, y el transporte vehicular ya no pasaba a esa hora; en la mitad del camino, andres, escucho unos maullidos atrás de el, no les presto atención, y tampoco volteo a mirar, pues rumores de su pueblo, decían, que si escuchabas un gato a altas horas de la noche no intentaras buscarlo, y si te encontrabas con el de frente no lo miraras a los ojos.
El no sabia por que esos rumores, pero no tenia ganas de llevarse un susto esa noche, el siguió caminando por casi 30 minutos, cuando escucho pasos atrás de el; ‘la leyenda no decía nada de pasos’ asi que volteo a mirar; andres quedo petrificado, al verse a el mismo parado sin hacer nada, andres salió corriendo, y en su prisa se resbalo y cayo, con una pierna rota, andres vio que se acercaba algo a lo lejos, rogo por que fuera alguna persona , cuando estuvo lo bastante cerca como para saber que era; se dio cuenta que era un gato grande que le faltaba una pata, pero el no miro la pata, sino que miro los ojos del gato.
A la mañana siguiente muchachos de la zona encontraron el cuerpo de andres sin vida, al parecer se había arrancado su propia pìerna, había muerto desangrado. Esto ocurrió en cobarachia, un pueblo en el sur de Venezuela.

Anuncios

2 comentarios sobre “No lo mires a los ojos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s